Lloret de Mar

Lloret de Mar coastline

Esta vez no me gustaría ser menos y como siempre después de visitar algún sitio qué menos que dedicarle un post. Este verano he estado durante casi 10 días en Lloret de Mar y en realidad tampoco hay mucho que contar, se resume fácilmente en sol, playa y relax. Estuve con mi familia en un hotel de cuatro estrellas en pensión completa, como véis descanso total.

El tiempo fue perfecto menos un día que llovió débilmente. Cabe decir que la playa es muy particular, por dos razones principalmente: una es porque la arena es muy gruesa aunque no llegan a piedras, mientras que la otra es que no hay orilla donde se pueda caminar mojándote los pies puesto que el desnivel es muy grande.

Por otro lado, ya para terminar, me gustaría comentar un poco el tema por el que este destino turístico ha saltado las últimas semanas a la actualidad (por ejemplo aquí, o aquí) y es que cientos o miles de jóvenes provenientes de toda Europa se concentran en esta localidad en los denominados “discotour”, en los que agencias se encargan de programar tours por cuatro discotecas por noche. La situación sería correcta pero resulta que todas las noches acaban en altercados entre estos turistas y los mossos.

Viéndolo todo “sobre el terreno” tengo que decir que es completamente cierto, pero la convivencia entre los jóvenes y las familias creo que es correcto durante el día. Y cambiar el modelo de negocio y reconducirlo hacia el turismo familiar, deportivo y de negocios, tal y como se ha propuesto, a corto plazo me parece difícil donde todas las calles están llenas de pubs, discotecas y similares.

Crédito de la imagendvanzuijlekom registrada bajo Crative Commons

Londres

Londres, London Eye, Big Ben, Etc...

Como ya es habitual después de la visita a una ciudad, paso a relataros el minuto a minuto de la excursión. En este caso es la excursión de fin de curso con toda la clase a la ciudad londinense durante cinco días en los que tengo que decir que me lo he pasado genial.

Jueves 16

4.00h A penas 12 horas después de terminar el último examen en mucho tiempo, no disponemos a madrugar y mucho para que a las cuatro de la mañana salimos de Burgos hacia Madrid.

7.00h Llegamos a la T1 de Barajas con el tiempo justo para poder hacer todo el lío de maletas, pasaportes, embarco.

8.25h Salimos de Madrid con una compañía low cost, el viaje fue relativamente bien, tuvimos que pasar dos fuertes periodos de turbulencias, lo que personalmente me resultó hasta divertido, pero también sufrí unos duros dolores en el oído interno que no me hicieron tanta gracia.

9.40h Llegamos a Londres al aeropuerto de Gatwick. Cambiamos relojes de hora. Allí nos recibió la guía que nos acompañaría durante toda la excursión. Nos dejaron un rato libre hasta que llegaba el autobús que pese a la famosa puntualidad inglesa se retrasó bastante. En el aeropuerto tomamos un café, unos bollos,…

12.00h Llegamos a nuestro destino final tras un viaje en bus que parecía corto se nos hizo muy largo, en el que empezamos a familiarizarnos con el entorno, es decir, mucho verde y casitas de dos plantas con tejados en punta desperdigadas por el recorrido. En Kingston nos recogió la señora que nos iba a acoger en la casa.

13.30h Pequeño trayecto por el barrio donde nos enseño los lugares más importantes, es decir, una tienda llamada “My Shop” en la que comprar algo en caso urgencia y la parada del tren, 411, que cogeríamos todos los días.

Ya en la casa descubrimos que por lo general era una mujer con dos hijos y una hija pequeña, y otro estudiante que pensamos que vivía de continuo.

La casa estaba muy desordenada y tampoco demasiado limpia, nos daban mucha libertad, lo cual agradecíamos.

14.00h Sin mucho descanso nos decidimos por ir al pueblo-ciudad cercano, Kingston en el que había muchos estudiantes, muchas tiendas, podíamos comer ya algo y empezamos a hacer alguna que otra compra.

18.00h Volvimos a casa para cenar, ducha y rápidamente a dormir, como es habitual por allí, como nosotros no estábamos muy acostumbrados a ese horario nos quedamos jugando a las cartas hasta bien entrada la madrugada, es decir a las 12:00h mejor dicho.

Viernes 17

9.30h Una vez desayunados fuimos a la ciudad de Oxford allí exploramos las calles de esta ciudad universitaria, visitamos un college, concretamente uno que tiene como nombre Christ Churt que está bastante bien rehabilitado y parece que se sigue llevando a cabo la función docente.

También hicimos unas compras, yo compré un par de camisetas y un marcapáginas.

También comimos por allí, como el bocadillo que nos ponía la señora estaba cargado de mantequilla nos resultaba intragable y optamos por un restaurante de comida rápida, concretamente un Kentaky que no podemos encontrar en España.

18.00h Volvimos a Kingston, otra vez, cena, ducha y a dormir. Tuvimos ciertos problemas en la vuelta a casa ya que debido a las carreras de Ascot, conocidas por las pamelas que se requiere que lleven las damas, tuvimos que coger una carretera alternativa y asimilar un retraso considerable, aunque pese a ello pudimos ver la residencia de verano de la reina, el castillo de Windsor.

Sábado 18

9.30h Cogemos el tren hacia Londres, tras media hora llegamos a la estación de Waterloo.

Una vez en Londres nos encontramos con el London Eye, la famosa noria, que probaríamos el día siguiente. Durante este día fuimos haciendo un recorrido por el margen sur del río Támesis hasta llegar al London Bridge, el puente tan reconocible. Tuvimos la suerte de ver como se abría para que un barco pasara. Antes de llegar cabe decir que pudimos ver una zona muy interesante de Londres en la que se oponían zonas muy modernas, por ejemplo con un parque de skate, con el Globle, el teatro de Shakespeare.

Una vez cruzado el río, visitamos el museo que alberga las joyas de la corona inglesa entre otras cosas. Personalmente excepto la sala donde se albergaban dichas joyas el resto era un poco aburrido y daba la impresión de rellenar por rellenar, por ejemplo me refiero a la zona de tortura, de fusiles, así como una pequeña representación teatral.

15.00h Posteriormente visitamos una zona de Londres llamada Covent Garden un mercado que agrupaba a las tiendes de las cadenas más conocidas.

18.00h Y después de otro día agotador de vuelta a casa, y otra vez cena, ducha y a la cama. Por cierto, en el regreso nos las vimos y nos las deseamos para no perder el tren, debido a un fortísimo aguacero que masificó los metros de Londres como si de un China se tratase.

Domingo 19

9.30h Se iba acabando el tiempo en tierras inglesas por lo que después de un buen desayuno, lamentablemente no como nos imaginábamos el típico desayuno dominical, sino simplemente un cuenco grande de leche, un vaso de zumo y multitud de variedades de cereales. Repetimos el mismo trayecto que el día anterior con la tarjeta naranja para turistas que incluye todo trasporte público durante un día.

10.30h Para empezar bien el día  sí que nos montamos en la famosa noria, el London Eye para disfrutar de unas magníficas vistas sin sufrir el menor vértigo.

11.00h Recorremos digamos que la otra mitad de Londres, es decir, la parte del archireconocido Big Ben, las casas del parlamento, Trafalgar Street, la Abadía de Westminster, protagonista en el día del enlace real hace poco más de un mes.

13.00h Comimos en los jardines de la residencia de la reina de Inglaterra,  Buckingham Palace. Allí tuvimos un encuentro con otro grupo de españoles muy majos…

16.30h Montamos en el famoso autobús rojo de dos plantas. También tuvimos la suerte de visitar Candem Town un barrio de Londres en el que encontramos las tiendas más extravagantes que os podáis imaginar, desde puestos asiáticos que nos reconocieron como españoles a primera vista y hablaban perfectamente castellano hasta una tienda futurística que no deja a nadie indiferente.

Y todo ello en las calles más tradicionales de Londres, donde hace unas pocas décadas se cuidában cerdos y otros animales. Por cierto si váis no os olvidéis de regatear un poco.

19.00h El resto del día, escaso la verdad, fue para comprar en la zona de Picadilly Circus y Oxford Street, donde se puede decir que es la zona más selecta aunque sí que hay tiendas asequibles para comprar alguna cosilla. Aunque nosotros no tuvimos mucho tiempo ya que la mayoría de las tiendas cerraban al ser domingo antes de lo normal.

Una vez reunido todo el grupo en la plaza de Picadilly, donde por cierto ya estaban retirando el cartel de SANYO, tras caer esta en bancarrota, fuimos a comer pizza a un Pizza Hut, un Pizza Hut que difiere con el concepto de comida rápida que hay por aquí, ya que se trata de un restaurante de buffet aceptable.

21.00h  Ya siendo muy tarde, volvimos en tren a nuestras respectivas casas muy contentos con nuestro sobrero de papel que nos dieron en el restaurante, en el que pusimos nuestros nombres o nuestro usuario Twitter como uno que yo me sé…

Tras la ducha de turno, tocaba descansar bien pues al día siguiente tendríamos que madrugar un poco.

Lunes 20

8.00h Madrugamos para ir directamente en autobús al aeropuerto de Londres para llegar a Madrid sobre el mediodía

6.00h Para coger el autobus de nuevo y llegar a Burgos por la tarde.

Como breve resumen como decía una experiencia corta pero muy intensa que aunque fue cara, yo diría que mereció la pena. Y es que, ¿tiene precio el recuerdo sentimental que nos quedarán de estos días de convivencia con los amigos de clase en unas circunstancias tan particulares?

 

Logroño

En este blog también me gustaría compartir mis viajes y empiezo con mi ciudad natal, que no es otra que Logroño en La Rioja.

Aunque he vivido la mayor parte de mi vida en Burgos, nací en un hospital en Logroño simplemente por casualidad. Visito esta ciudad de vez en cuando y realmente me encanta.

10.10h Esta pequeña escapada fue el sábado después del partido semanal de baloncesto, en el que por cierto ganamos de forma contundente.

12.00h En el viaje de ida paramos en Santo Domingo de la Calzada un bonito pueblo riojano donde viví mis primeros años de vida. Allí nos tomamos un refresco y de vuelta al coche

13.00h Ya en la ciudad de Logroño nos dedicamos a callejear un poco por el centro, el casco histórico y poco más antes de comer.

15.00h Hora de comer en un restaurante de una cadena de comida rápida de hamburguesas.

16.00h Una vez con la tripa llena como se suele decir, llega el momento de ir de tiendas por la Gran Vía de Logroño, hay que aprovechar ya que muchas de las estas tiendas no están en Burgos.

17.00h Tuve suerte y pude entrar en el Offi tienda Apple Premium Reseller, algo así como distribuidor autorizado. En esta tienda tuve el placer de probar por fin un iPad, como demuestra este tweet. Una lástima que no estubiera instalada la app de Twitter y tuviera que usar la versión web.

20.00h Tampoco mucho más, hasta que ya llegó la hora de volver a casa.

En definitiva una ciudad muy bonita que recomiendo visitar.

Crédito de la imagen: Miguel Ortiz registrada bajo Crative Commons