Comparativa de informativos de cinco continentes y de sus parrillas de programación

Segunda extracto de mi Trabajo de Fin de Grado “Programas informativos en televisión: comparativa internacional y últimas tendencias”. En el primero, compartí una serie de nuevas tendencias detectadas en la investigación.

En España 31 millones de personas ven la televisión a diario, 233 minutos de media por ciudadano y día (casi 4 horas). Como en nuestro país, en gran parte del mundo occidental el consumo de este medio de comunicación es generalizado. En este trabajo se analizan las características que hay en cinco países de todo el globo terráqueo en cuanto a las parrillas de programación (day, access, prime y late night) y en cuanto a los formatos de los informativos de sus cadenas generalistas.

El objeto de la presente investigación es profundizar en los contenidos que ofrecen las cadenas de televisión generalistas de varios países representativos del mundo. Se han estudiado varios aspectos. En primer lugar, cómo está planteada la presencia de formatos televisivos relacionados con el periodismo en las parrillas de televisión. Asimismo, se ha analizado cómo son, en sí mismos y en comparación, estos formatos informativos en los países seleccionados. Se ha hecho un análisis descriptivo sobre un buen número de parámetros para, posteriormente, someter a comprobación varias hipótesis.

Comparativa de los informativos

Comentarios de cada informativo en el desarrollo del Trabajo.

Comparativa de las programaciones

El análisis de las parrillas de programación de un día completo de las cadenas seleccionadas de los seis países seleccionados arrojan datos muy interesantes. En primer lugar, cabe destacar que el informativo más frecuente es el de la tarde-noche. Prácticamente todas las cadenas analizadas tienen un noticiario al terminar la tarde o al comenzar la noche.

Sigue leyendo “Comparativa de informativos de cinco continentes y de sus parrillas de programación”

18 nuevas tendencias en el mundo de la televisión

El tema de mi Trabajo de Fin de Grado de Periodismo ha sido “Programas informativos en televisión: comparativa internacional y últimas tendencias”. Con el objetivo de compartir lo aprendido y evitar que, como suele pasar, un TFG caiga en el olvido, paso a publicar en este blog algún fragmento que puede ser de interés del documento presentado recientemente para terminar mi doble grado universitario.

A continuación se recogen algunos de los conceptos e innovaciones más sugerentes observados en la revisión bibliográfica y el trabajo de campo que compone este TFG. Algunos seguro que más acertados que otros pero, considero, todos a tener en cuenta. Ideas que podrían marcar el futuro cercano de la televisión:

1. La realidad virtual

Introducir elementos virtuales en el mundo real. En este estudio se han observado algunos trabajos incipientes pero hay mucho camino por recorrer. Hay varios platós con realidad aumentada y técnicas de mapping (proyectar o desplegar una imágenes animación sobre superficies reales para conseguir un efecto 3D) pero no se usan a diario. Asimismo, el consumo de televisión y el de videojuegos acabará por confluir en un mismo punto bajo el paraguas de la realidad virtual.

2. El periodismo de las cosas

Otro concepto en auge es ‘el Internet de las cosas’, que, aplicado a este sector, sería “la televisión en todas partes”. Ver la cadenas únicamente en la pantalla del salón ya ha pasado a la historia. A los teléfonos móviles, tablets y ordenadores no debería extrañarnos la llegada de otras plataformas. La estimación es que en 2020 habrá más de 20 billones de dispositivos conectados a la red. Desde gadgets de todo tipo, como relojes inteligentes (smartwatches) o gafas de realidad aumentada, hasta electrodomésticos. Esto supondrá un cambio estructural en el modelo de la televisión, de la producción de informativos… alterando muchas variables (los enfoques, la interacción, las narrativas, la inmersión…).

3. La televisión etiquetada

Las nuevas tecnologías permiten acceder a cualquier contenido de forma ilimitada al margen de fronteras geográficas y límites que se tratan de imponer. Muchos autores coinciden en que la regulación ha colapsado y ello supone que las audiencias se fragmentan y se dispersan. Se habla de “la nueva dictadura del espectador”. Los contenidos llegan a multitud de dispositivos permanentemente conectados (crossmedia). En una red neutral, se abren grandes posibilidades basadas en contenidos indexados y etiquetados (tag-etizados), en “la era del tag. Cada uno puede configurar su dieta mediática. A ello se suma que el usuario puede comentar, votar, crear, compartir memes, distribuir, etc. La dispersión no es una estampida sino una migración ordenada. El tag llegará a ser el mensaje y el medio, según Monzonillo.

4. La televisión predictiva

Gracias al big data los sistemas de recomendación estás más afinados, llegan los “autoprogramadores”. Estadísticas de modelización, minería de datos y algoritmos de aprendizaje automático permiten que aplicaciones como YouTube, Spotify o Netflix acierten a la hora de, en base a lo que has visto, sugerir nuevos contenidos. La BBC ya ha iniciado un proyecto, a 5 años vista, de máquinas de aprendizaje automático para determinar lo qué el público quiere ver. Más allá del Gran Hermano de George Orwell en 1984 o The Minority Report de Philip K. Dick, la digitalización está suponiendo que los productos audiovisuales (por ejemplo, series como House of Cards) discurran por los caminos que más gustan a los espectadores en base a sus valoraciones, los contenidos que descargan, el si ven el capítulo entero –o en qué punto desconectan– o sus búsquedas de actores, directores, géneros, etc. Lo mismo se aplica a la publicidad, surgirán spots programáticos que, superada la emisión lineal, encajan en cada espectador. Las nuevas generaciones no responden al consumo reactivo, son proactivos. Fijan dónde, cómo y cuándo ver contenidos.

Sigue leyendo “18 nuevas tendencias en el mundo de la televisión”

Un verano en el Telediario de Televisión Española

fernan gonzalez tve television espanola telediario

Tras una primera toma de contacto con el apasionante mundo de la televisión, este verano 2017 lo recordaré siempre porque fue cuando pisé por primera vez RTVE. Después de meditarlo, decidí lanzarme a la piscina, abandonar la zona de confort y disfrutar de este medio durante unos meses.

He tenido una gran suerte al poder aterrizar en el histórico Telediario de La 1 de Televisión Española trabajando codo con codo con unos grandes profesionales. Vivencias de todo tipo, todas positivas. Ha sido en el área de Sociedad, una sección que abarca una gran cantidad de temas (tráfico, meteo, salud, fiestas, ciencia y un largo etcétera). He tenido la oportunidad de observar in situ zonas incendiadas hace unos años o informar sobre las altas temperaturas; he visitado el pueblo del polémico Boloencierro o he profundizado en complejas operaciones policiales.

No ha sido un verano nada típico. Me ha tocado vivir uno de los momentos más duros probablemente desde el 11M: los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils. Periodísticamente intenso y apasionante pero muy, muy triste en lo humano. Ojalá sea el último ataque de estas características.

Y la actualidad ha ido mucho más allá, últimas horas tan importantes como la muerte del banquero Miguel Blesa, la declaración ante el juez del presidente Mariano Rajoy, la turismofobia, incendios brutales como el de Portugal o tormentas devastadoras. Montar reportajes, acudir a grabaciones, localizar entrevistados insólitos, buscar imágenes impactantes en redes, redactar noticias de última hora… muchas han sido las labores que me han permitido desempeñar.

Me llevo grandes aprendizajes, nuevos y buenos compañeros y muchas ganas de seguir trabajando en el sector del periodismo.

Lo que nadie me dijo antes de empezar la universidad

Cinco años después, ya he terminado la carrera. A falta de presentar los trabajos de fin de grado, ya puedo decir que he superado la universidad. En concreto, el doble grado de Periodismo y Economía.

Uno de los posts de este blog que más visitas recibe cada año es el de Cómo aprobar Selectividad y no morir en el intento. Así que ante la escasez de información de primera mano sobre este tema, me animo a escribir sobre mi experiencia personal en un campus universitario. En particular, en el de la Universidad Rey Juan Carlos en Vicálvaro. Aunque, en general, muchos de las ideas que menciono se pueden aplicar a gran parte de la educación superior en España.

1# Se pasa muy rápido. Un abrir y cerrar de ojos. No pierdas el tiempo y aprovecha el tiempo. ¿Una beca Erasmus? Sí, sin dudarlo.

2# Estudiar la carrera no te convierte en profesional de ese sector. Las titulaciones deberían tener mucho más contenido práctico y que las asignaturas estén interconectadas en un itinerario formativo bien pensado.

3# Además, la teoría, en muchos casos, apenas vale. Son contenidos caducados. ¿Por qué no se habla de las últimas tendencias, de la vanguardia en la investigación en cada campo?

4# Hay profesores muy buenos, pero también los hay pésimos. Los de estar toda la clase leyendo powerpoints de la pizarra y/o con cero experiencia profesional… no, gracias.

5# Entre tus compañeros encontrarás a grandes amigos. No te dejes a nadie por conocer, al menos. Mucha gente te sorprenderá para bien.

6# La universidad no valora e impulsa lo suficiente la –necesaria– vida extracurricular. En mi caso, por ejemplo, disfruté relanzando la radio universitaria. Hay dos universidades: si aprovechas las instalaciones y te zambulles en los diferentes mundillos o si pasas de puntillas por el campus curso tras curso.

7# Muerte al papeleo. Quizá lo peor de la universidad son las horas y horas desperdiciadas peleándote con la burocracia. Qué frustrante que trámites sencillos se conviertan en una pesadilla imposible.

8# Elige bien. Tiene que gustarte tu carrera ya que sino las muchas horas de estudio serán aún más duras. Afortunadamente, yo considero que acerté de lleno.

Con sus partes buenas y con sus partes malas, muy malas, esta etapa es inolvidable. Cualquier duda que tengáis sobre mi doble grado, sobre mi campus, sobre mi universidad… os las contesto sin problema. Aún recuerdo cuando en 2011 localicé a un alumno de la primera promoción de mi doble titulación y le escribí por la extinta red social Tuenti (yo soy de la tercera promoción). Un primer paso en el periodismo de investigación ;-).

15 trucos para el día a día que tienes que probar sí o sí

Me encantan los lifehacks o, dicho en román paladino, pequeños trucos que te harán la vida más fácil. A veces son sencillas argucias para hacer las cosas de forma diferente y que tareas tediosas se hagan más llevaderas.

Vamos a repasar algunos de los que yo he probado y merecen la pena. Algunos pueden salvarte la vida y otros son simplemente curiosos. Si tienes alguno bueno, no dudes en compartirlo.

Sigue leyendo “15 trucos para el día a día que tienes que probar sí o sí”

Un año después…

Un año sin escribir en este blog personal. Precisamente cuanto más estoy escribiendo en mi día a día, más abandonado tengo este blog. Tras una muy enriquecedora incursión en el mundo de la televisión y un periplo por el mundo de las instituciones europeas en Bruselas, volví a Madrid y, como ya os conté, empecé a trabajar full time en un diario digital. Cada día publico entre cuatro o cinco artículos de autor y es por eso que cuando llego a casa, en mi tiempo libre, escribir no es lo que precisamente más me apetece.

En todo caso, no quiero abandonar este blog y, como siempre, me gusta mostrar lo mucho que estoy aprendiendo. En un diario en el que la investigación y los temas propios son marca de la casa y lo cierto es que estoy realmente satisfecho. Periodismo puro como no creía que haría nunca. Fuentes, filtraciones, documentos. Mucho aprendizaje que no da la universidad. Os dejo alguna de las publicaciones que pondría como ejemplo de este año de trabajo bien hecho.

Unos minutos de echar la mirada atrás; pero ahora, a disfrutar de lo mucho que queda por delante…

 “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas” – George Orwell

Cinco series nuevas, cortas e imprescindibles

Imagen 2015-11-10 a la(s) 01.26.54

Cuatro dramas y una comedia. Para los amantes de las series he aquí un compendio de series que acaban de arrancar y prometen funcionar muy bien en las próximas temporadas. Títulos para renovar esa –para mi– primera hornada seriéfila tan mítica (Lost, House, Bones o Fringe) y esa segunda (Breaking Bad, Homeland, The Newsroom o House Of Cards).

Sigue leyendo “Cinco series nuevas, cortas e imprescindibles”